martes, 30 de diciembre de 2008

Gustav Holst - The Planets [Yoel Levi & The Atlanta Symphony Orchestra] (1998 US Classical)

A muchos quizá les extrañe la publicación de esta suite sinfónica en el blog, pero tuve 3 razones para hacerlo: primera porque es, sin discusión alguna, una de las piezas musicales más maravillosas de la historia de la música; segunda por ser uno de mis obras favoritas; y tercera por ser una obra con varias conexiones Rockeras que explicaré más adelante. The Planets fue compuesta entre 1914 y 1916 por el músico Inglés Gustav Holst (1874-1934), se estrenó de forma semi-privada en 1918 en la ciudad de Birgminham y vió su estreno público en el Queen's Hall de Londres pocos meses después. Holst fue un anónimo profesor de música del St. Paul's Girls' School de Dulwich y sólo había compuesto piezas corales y canciones convencionales, no obstante su fascinación por el sistema solar lo llevó a componer la que sería su única pieza larga sinfónica, una suite en 7 movimientos que describían en música y desde el punto de vista mitológico a cada uno de los 7 planetas conocidos entonces (salvo por La Tierra). Como todas las piezas musicales que de una forma u otra han roto esquemas, The Planets tuvo una fría acogida pero con el tiempo fue calando en el gusto popular hasta convertirse en una de las obras orquestales más hermosas, emotivas y brillantes de la música contemporánea y un reto para todo director que se precie dado que fue concebida para una orquesta con una cantidad de instrumentos mucho mayor a la habitual. Otra característica de The Planets es su corta duración (50 minutos) lo que ha facilitado su asimilación por el público no entendido en música clásica. Mars The Bringer Of War es el primer movimiento y una de esas piezas que todos hemos oído (y disfrutado) alguna vez sin conocer su nombre; siendo Marte el Dios de la guerra la pieza tiene un andar marcial y una atmósfera llena de intensidad y violencia que vá creciendo paulatinamente hasta alcanzar un clímax similar al choque en una batalla final. Venus The Bringer Of Peace es en contraposición al anterior un movimiento de una belleza apacible y serena con un final lleno de hermosa calma y magia. Mercury The Winged Messenger está dedicada a Mercurio, el mensajero alado de los Dioses, y para lograr el efecto adecuado Holst eliminó los instrumentos más pesados de la orquesta para darle al movimiento ese aire de "ligereza alada". Para Jupiter The Bringer Of Jollity Holst imaginó a Júpiter (el más grande de los planetas) como un bonachón y voluminoso personaje de pesado andar y afecto a los grandes placeres y es por ello que el movimiento rezuma de una gran y "pesada" jovialidad. Saturno es el más viejo de los planetas, por tanto Saturn The Bringer Of The Old Age describe el choque o la lucha interna de un ser que se debate entre el final de la juventud y el inicio de la vejez con una sucesión de fuertes y contrastantes imágenes. Uranus The Magician tiene una gran estructura dramática para simbolizar las épicas andanzas del Dios Urano y que ciertamente podrían ser adaptadas a cualquier melodrama moderno. La suite se concluye con Neptune The Mystic; como Neptuno fue el último planeta descubierto para la época y era poco lo que se sabía de el, este movimiento está envuelto en una atmósfera de "imprecisión" y de "viaje hacia lo desconocido" realzada por un etéreo coro femenino que casi imperceptiblemente se une a la música y se disuelve en un misterioso final como perdiéndose en la inmensidad del cosmos. The Planets es una obra que ha perdurado admirablemente en el tiempo y por alguna curiosa razón ha servido de inspiración a muchos músicos de Rock, especialmente por lo que se refiere al primer movimiento. La formación original de King Crimson, por ejemplo, tenía una adaptación de Mars en su repertorio que puede ser escuchada en la caja Frame By Frame y otras colecciones de temas en directo de la banda; por cierto que la obsesión de Robert Fripp por esta pieza lo llevó a plagiarla nota por nota en el tema The Devil's Triangle del album In The Wake Of Poseidon. En la giras de Led Zeppelin de 1969 Jimmy Page incluyó el motivo de Mars como parte del tema How Many More Times. Una readaptación de la melodía de Mars se encuentra en la introducción de White Room de Cream (Wheels Of Fire 1968) y en la de Eyes Of The World de Rainbow (Down To Earth 1979). Por no hablar de la versión de Mars que cierra el único album de Emerson, Lake & Powell de 1987. En cuanto a los demás movimientos, The Mothers Of The Invention usaron el motivo de Júpiter en la pieza The Invocation and Ritual Dance of the Young Pumpkin del album Absolutely Free (1966), mientras que Manfred Mann's Earth Band incluyó en su album Solar Fire (1973) una relaboración de Júpiter titulada Joybringer y una medley compuesta por Mercury y Saturn. En 1985 Rick Wakeman hizo una versión reducida de toda la suite, sé que la tocó en vivo pero no sé si llegó a editarla. Y estos son sólo algunos de los muchos ejemplos existentes. Tengo 2 versiones de esta obra en vinilo y ante la imposibilidad de conseguirla en CD me he bajado algunas de emule entre las cuales destaca esta, editada en 1998 y ejecutada por la Orquesta Sinfónica de Atlanta. Lo que más me atrajo es que está ripeada de un CD en formato Surround DTS (proceso que ignoro como lograron hacerlo) y por tanto con una calidad sonora más que óptima incluso en mp3. Que lo disfruten.

Rip hecho con Exact Audio Copy
descompactado de Wavpack a Wave
codificado con BonkEnc Audio Converter a 320 kbps

Parte 1
Parte 2


Password:
Aldoux

2 comentarios:

  1. Gustav Holst era frugal, nunca fumaba ni bebía alcohol. Desde que se fue de casa se volvió vegetariano. Pero ese vegetarianismo no era recomendable en la barata posada donde vivió en los años 1890, además como nunca se alimentó con comida nutritiva, sus ojos se volvieron muy débiles, quedando afectado el resto de su vida.

    En 1933 Holst comenzó a sufrir de serios problemas estomacales y finalmente el 25 de mayo de 1934 murió por unas complicaciones, tras una operación quirúrgica en Londres. Fue enterrado en la antigua Catedral de Chichester, West Sussex.

    ResponderEliminar